Red Urbana

PREVENTIVA PARA EL PORTADOR DE UN ARMA DE GUERRA

20/02/2019 hs

Desde las 8 se realizó en la Sala N° 1 de la Oficina de Gestión Judicial que funciona en los Tribunales de nuestra ciudad, se desarrolló una audiencia de medidas cautelares presididas por el Juez de la Investigación Penal Preparatoria, Dr. Alejandro Mognaschi, la que había sido solicitada oportunamente por la fiscal Lorena Korakis. Tras las presentaciones correspondientes encontrándose además la defensora Mónica Ronchi y el imputado Edmundo Sergio L., de 20 años de edad, afincado en el denominado Asentamiento Demarchi en calle Carlos Gardel al 900 de nuestra ciudad, el magistrado le dio la palabra a la fiscal.


El hecho

De acuerdo a lo relatado por la representante del Ministerio Público de la Acusación, el episodio investigado ocurrió el día 17 de febrero pasado cuando una patrulla perteneciente al Escuadrón de Seguridad Ciudadana, dependiente del Escuadrón de Seguridad Vial "Rafaela" de Gendarmería Nacional que efectuaba tareas de patrullajes y prevención en barrio Barranquitas alrededor de las 2.30 horas, detectó la presencia de tres sujetos, encapuchados, uno de los cuáles al ver la presencia de los uniformados intentó regresar sobre sus pasos apurando la marcha para salir de la escena. Ante ésto los gendarmes dieron la voz de alto que el sujeto acató solo luego de tres o cuatro intentos. Tras efectuarse una requisa de seguridad para descartar la presencia de elementos que pudieran ser de riesgo para los actuantes, se halló el poder del encartado un revólver calibre 38 (considera arma de guerra o de uso condicional) cargada con seis poryectiles calibre 9 mm.
Ante ello los gendarmes requirieron la colaboración de agentes de la Guardia Urbana Rafaelina que también estaban por el sector para que actúen como testigos del procedimiento, siendo convocado además un perito de la fuerza para llevar adelante el levantamiento del arma.


Los incisos

La fiscal Korakis anticipó entonces que iba a solicitar la prisión preventiva del imputado, al entender que se cumplimentaban los tres incisos del Art. 220 del Código de Procedimiento Penal de la provincia de Santa Fe que hacen referencia a la responsabilidad penal probable del sujeto en el hecho investigado -algo que para Korakis no deja lugar a dudas-; que la pena en expectativa en caso de ser condenado sea de efectiva ejecución (la pena mínima para el delito caratulado como Portación indebida de arma de guerra es de tres años y seis meses de prisión); y el riesgo de fuga o de entorpecimiento probatorio que se daría -segun la fiscal- ya que el sujeto no tiene trabajo estable y vive en el Asentamiento en la casa de una hermana. Por ello reiteró la solicitud de aplicación de la prisión preventiva.


La defensa

En su momento la defensora Mónica Ronchi del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, señaló que disentía con la Fiscalía respecto de la calificación legal ya que de ninguna manera se podía probar que su defendido tuviera el arma en su poder con la intención de cometer un hecho ilícito. Además que no demostró intenciones de escapar ya que acató voluntariamente la solicitud para detenerse. Finalmente agregó que tampoco pudo estabecerse fehacientemente que el arma es apta para el disparo y mucho menos teniendo colocados cartuchos de otro calibre.


Decisión

Pero más allá de estas disquicisiones, finalmente el magistrado -tras escuchar las posturas de las partes y las réplicas correspondientes-, decidió decretar la prisión preventiva sin plazos para Edmundo Sergio L., quien en consecuencia continuará detenido mientras se sustancia la investigación correspondiente.