Red Urbana

LAS VENTAS DE REYES TAMBIÉN CAYERON EN NUESTRA CIUDAD

07/01/2019 hs

Las ventas por el Día de Reyes no fueron las esperadas, dado que las ventas minorista cayeron un 11,5 por ciento frente a la misma fecha de 2018 según informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
En nuestra ciudad, la jornada del sábado, previa a la festividad, estuvo marcada por las altas temperaturas y bajas operaciones en la mayoría de los rubros dedicados a los obsequios para los más pequeños. Las jugueterías, casas de productos electrónicos y de venta de indumentarias para niños no tuvieron grandes satisfacciones.
A la baja del consumo en general, se suma que la fecha viene perdiendo atractivo año tras año. Las ventas en locales físicos descendieron 13,3 por ciento mientras que online subieron 0,9. El ticket promedio este año rondó los 600 pesos, un 39,5 por ciento por encima del 2018.


Gastar poco

Los datos surgen del relevamiento realizado por CAME entre el 4 y 5 de enero en 1.560 comercios de las ciudades capitales del país, incluyendo Capital Federal y Gran Buenos Aires, por un equipo de 35 encuestadores y 5 supervisores.
Con las familias poco dispuestas a gastar y muy atentas a las promociones, buena parte de las ventas de la fecha se realizaron a último momento. Lo que más se movió fueron juguetes, donde se podían conseguir productos desde 50 pesos. Le siguió indumentaria y regalerías, y en el resto de los rubros la salida fue modesta, especialmente en productos electrónicos y videojuegos.
Esta vez, no hubo grandes promociones, más que algunos descuentos con tarjetas y ofertas con rebajas de 30 o 40 por ciento, pero que no fueron suficientes para generar grandes movimientos y ventas.


Los rubros

El 42,5 por ciento de la venta de Reyes se concentró en jugueterías y rodados, seguido por el ramo indumentaria y ropa interior, que captó el 22 por ciento de la demanda en esta semana de ventas que comenzó después de Año Nuevo.
Tomando los resultados generales (ventas en locales físicos y venta online), el mayor derrumbe se dio en libros y CD para niños y adolescentes, con una baja anual de 15,1 por ciento, seguido por instrumentos musicales, con una declive de 13,6. Fueron dos sectores con poco interés, posiblemente porque generalmente eran más pedidos para edades más adolescentes.
Un rubro que se movió aunque no alcanzó para mejorar frente al año pasado, fue golosinas y regalerías, con una baja del 8,2 por ciento. Si bien no tiene tanta trascendencia para esta festividad, fue una buena opción para las familias que buscaron algún regalo muy económico.


Las caídas

La caída del Día de Reyes en torno al 11,5 por ciento se suma a la que se dio en Navidad que registró una merma del 9 por ciento con un gasto promedio por regalo de 875 pesos, poco más que para el 6 de enero.
Estas dos fechas, en distinto mes, van en consonancia con la caída general que sufrieron las ventas minoristas de diciembre que registraron una baja del 9,9 por ciento, y eso que estaba Navidad y año Nuevo.
El panorama no resulta sencillo de cara a lo que viene, más teniendo en cuenta que las principales consultoras económicas contemplan un dólar superior a 48 pesos para mitad de año y el dólar futuro, para unos meses antes ya ronda los 50 pesos. Se sabe que cuando viene la devaluación del peso con respecto al dólar se frena la economía.