Red Urbana

FORNI, ENCENDIDO: "EL INTENDENTE NO VINO NUNCA A VERME"

07/02/2019 hs

El comisario mayor Fabián Forni –director de Policía, según la nueva jerarquía establecida por el Ministerio de Seguridad- es un hombre impetuoso que no suele ser diplomático a la hora de hablar. Vestido con el uniforme negro de las tropas de calle, como generalmente asiste a todas las reuniones, ayer Forni se mostró poco dispuesto a dejar pasar la oportunidad que le daba el respaldo otorgado por las autoridades provinciales. Apoyado contra la pared norte del Salón Blanco de la Jefatura, cuando los periodistas le preguntaron sobre su situación tras la ratificación recibida, disparó munición gruesa.
Primero, en una respuesta muy discutible, el jefe policial redujo la crisis de seguridad de Rafaela a las tres entraderas registradas la semana pasada. Forni señaló que "tres hechos puntuales en quince meses de gestión dieron pie a que pidan la destitución del Jefe de la Unidad Regional y de su plana mayor". Evidentemente no fueron tres hechos puntuales en quince meses de gestión, aunque es real que los episodios de la semana pasada fueron el detonante. Hubo hechos muy graves en estos últimos meses, entre los cuales se cuentan el asesinato del comerciante Juan Carlos Ré, en el barrio San José; y el crimen de la niña Abril Vargas, en un episodio sucedió en el denominado Asentamiento Demarchi, en el barrio Italia.
La ola delictiva que padecen los rafaelinos va mucho más allá de los hechos puntuales de la semana pasada. No obstante, una de las demandas planteadas por el poder político local es el esclarecimiento urgente de esos hechos. En tal sentido, Forni sostuvo que "se está trabajando muy fuertemente en la coordinación de esfuerzos con la Gendarmería, la Policía Federal, la PDI. Hay un hilo de investigación en los tres hechos de referencia. Con la PDI tenemos una coordinación de esfuerzos muy importantes. Y también trabajamos con el área de Inteligencia Criminal", argumentó.
Luego llegó la pregunta que todos querían hacer: cómo había tomado el pedido de remoción del cargo por parte del intendente Luis Castellano y de todo el arco del Concejo Municipal. Forni focalizó su respuesta en Castellano: "no me tomó por sorpresa porque el 1º de noviembre de 2017, el día que me hice cargo de la Regional V, ya estaban preguntando quién era yo, mi currículum y ni siquiera vinieron en esa oportunidad. No vino nunca aquí el Intendente de Rafaela, así que no me tomó por sorpresa para nada".
En otras declaraciones Forni dijo que se vio con autoridades municipales en oportunidad del partido que Atlético disputó con Villa Dálmine. Eso fue el viernes, cuando ya habían ocurrido los tres asaltos a mano armada en otros tantos domicilios locales. "Nadie me preguntó nada", aseguró Forni.
Antes del diálogo con los periodistas, el jefe de la Regional también tuvo un cruce con el presidente del Concejo, Raúl Bonino, quien pese a que reconoció muchos aspectos positivos de la gestión de Forni, evaluó que "los resultados hablan". Mientras se realizaba la presentación del Plan de Seguridad que prometen implementar las autoridades para reforzar los patrullajes preventivos en la ciudad, Forni dijo que "hace quince meses que venimos trabajando de esta manera". Bonino tomó al vuelo esas palabras y le preguntó qué había de nuevo entonces en la presentación de ayer, y cómo se pensaba innovar en la lucha contra los delincuentes. Forni explicó que no podía abundar en detalles para no revelar las estrategias policiales a quienes pueden hacer mal uso de esa información, lo que no dejó conforme a Bonino.
Otro capítulo significativo de sus declaraciones fue cuando se lo consultó sobre la cantidad de móviles que suelen verse estacionados en la Jefatura. "Me alegro que los hayan visto. Tenemos móviles y combustible de sobra, pero también tenemos que optimizar el uso de los recursos. No tengo un pozo petrolífero acá en la Jefatura, y si bien contamos con todos los elementos de logística para hacer el trabajo, debemos optimizar la utilización de esos recursos", argumentó.
En la conferencia de prensa, también el secretario de Coordinación del Ministerio de Seguridad, Pablo Cococcioni, tuvo algunas palabras significativas. Por ejemplo, consideró que Forni "es una persona que está cumpliendo adecuadamente con los requerimientos y obviamente, tiene todo nuestro respaldo. No habrá ninguna medida de histeria, de salir a pedir cabezas, porque no somos así nosotros. Nosotros trabajamos para la gente, no para los políticos que pidan la cabeza de nadie. La respuesta la vamos a dar y estamos acá para dar la cara. A la gente le vamos a dar las respuestas", manifestó.