Red Urbana

EMPRESAS DE SEGURIDAD ELECTRÓNICA, ANTE EL DESAFÍO DE LA MODERNIZACIÓN

06/11/2018 hs
| Audio relacionado con la nota



Tal como informara Diario CASTELLANOS en su edición de sábado, el último informe del Observatorio Comercial (compuesto por referentes de la gremial empresaria local y la sede Rafaela de UCSE) corresponde al tercer trimestre del corriente año y tuvo un eje central: la inseguridad.
El documento refleja que el 60% de los comerciantes consultados admite haber tenido que incorporar medidas adicionales de seguridad en los últimos 90 días, tales como la instalación de alarmas, colocación de rejas u otros mecanismos.
Armando Marinozzi, presidente de la Cámara de Empresas de Seguridad Electrónica, convalidó la tendencia -aunque sin estadísticas precisas- y expuso en una entrevista con el ciclo "Red Urbana" (Radio Universidad, FM 97.3) sobre el panorama que vislumbran desde la entidad.

- ¿Es notorio el aumento en la demanda de sistemas de seguridad?
- La creciente es constante desde hace muchos años. Siempre ha sido un problema no resuelto. Pero hay nuevas tecnologías que permiten ganar en eficiencia para el servicio.

- Se observa un recrudecimiento de la ola delictiva en las últimas semanas, ¿puede establecerse una relación con la demanda de sistemas?
- No, el crecimiento de la demanda no es algo directamente proporcional. Es cierto que algún hecho de inseguridad puntual haga que una familia, si no tenía medidas de seguridad, comience a pensar en tenerlas. Ya sea que haya sido padecido por ellos mismos o por algún pariente. Pero, si bien nosotros no llevamos estadísticas finas, no vemos que sea algo tan directo ni que los pedidos se disparen de forma instantánea.

- ¿Qué es lo que más los preocupa?
- Que la diferencia es que antes los sistemas de alarmas disuadían, y hoy no alcanzan. Hoy los delincuentes también ingresan a la propiedad que tiene alarma. Entonces lo que hay lograr es tener sistemas modernos, bien probados, y en un contexto donde todos colaboren. Porque nosotros somos ‘una pata’ dentro de ésto, necesitamos que la seguridad se construya entre todos. Desde lo privado hasta lo público. Es decir, para que sea efectivo un sistema de alarmas, todos deben poner su parte.

- En ese sentido, ¿qué pueden conversar con los usuarios que tienen alarmas y aún así son robados?
- Siempre que hay un hecho de estas características, el responsable pareciera que somos nosotros. Pero no es tan fácil. Por eso insistimos, por ejemplo, la importancia de cámaras para realizar la videoverificación y evitar tener que recurrir a un móvil policial simplemente por un falso disparo que no pudo ser verificado por la Central de Monitoreo. En ese sentido, las cámaras ayudan mucho y hoy están visiblemente más accesibles. Porque además, precisan la información: no es lo mismo decirle a la Policía que está sonando una alarma, que darles el dato de que hay personas merodeando o ingresando a una propiedad. Hoy los ladrones están muy osados, no les importa nada, y estas medidas ayudan a la eficiencia y la velocidad de acción.

- Por eso usted insiste en modernizar los sistemas, ¿qué clase de mecanismos han ido surgiendo en el último tiempo?
- Lo que fue tradicionalmente el clásico ‘sensor de movimiento’, hoy fue reemplazado con sensores de doble tecnología. Hay sensores de antienmascaramiento, hay distintos y mejores métodos de comunicación con la Central de Monitoreo. Ahora estamos evaluando cámaras para instalarse en el interior de una vivienda o comercio, que no eran muy habituales por una cuestión de privacidad. Pero hay nuevas tecnologías que resuelven ese punto, y pueden estar dentro de la propiedad sin problema. Es una tendencia a nivel mundial y que ayuda mucho, sobre todo en el momento en que se dispara la alarma. Creo que en eso hay que avanzar actualmente: detección y verificación.

- ¿Qué riesgos trae un "falso disparo"?
- Nosotros siempre decimos que el usuario es clave. No solamente porque es quien invierte en este tipo de sistemas, sino porque debe ser responsable al momento del uso de la alarma. En algunos casos vemos que el usuario no toma la responsabilidad. Primero, de hacer las pruebas; luego de invertir para mejorar y ampliar el sistema; y finalmente en evitar falsos disparos por fallas personales. Es un momento donde todos debemos hacer las cosas lo mejor posible, y de la manera más coordinada, para poder tener éxito. Porque realmente es un problema difícil de abordar.
- ¿Cómo se comportan los costos de estos sistemas?
- El costo es relativo. Porque hay distintos tipos o marcas de alarmas, diferentes formas de proteger. También hay promociones y la posibilidad de pagar con tarjetas de crédito. Si bien ahora la financiación se acotó mucho, creo que no es privativo. Y también deben saber que si no se puede instalar todo el sistema de una primera vez, puede hacerse de manera escalonada y por etapas.