Red Urbana

BONFATTI ANTICIPÓ QUE SANTA FE TENDRÁ SU PROPIA LEY DE ART

06/11/2018 hs

Advirtió que el próximo presidente deberá negociar una moratoria de la deuda externa y que "es imposible que haya empresas que puedan trabajar con un 70% de tasas de interés y con este nivel de inflación y recesión".

El presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Antonio Bonfatti, anticipó que la provincia de Santa Fe irá por un proyecto de ley propia de riesgos de trabajo. En el marco de un plenario de secretarios generales de la CGT Rafaela, que tuvo como invitado al exgobernador de la Provincia, se abordaron una serie de temas relacionados con la actualidad del mundo del trabajo y la política, pero también se abordó uno de los temas que más "ruido" está generando en la relación entre Nación y Provincia, ya que el presidente Mauricio Macri no pierde oportunidad de denunciar que Santa Fe es una de las provincias que no adhirió a la ley de Aseguradoras de Riesgos de Trabajo.

En ese contexto, Bonfatti señaló que desde el bloque de diputados provinciales del Frente Progresista, "proponemos que existan tantas juntas médicas como cabeceras de nodo existan. Tenemos una estadística de cantidad de juicios en cada región. Entonces decimos que la Junta Médica debe tener 60 días para expedirse, siendo integrada por médicos elegidos por concurso, con mandato por cinco años, y con sueldos pagados por el Estado provincial".

En ese contexto, agregó que "si la Junta Médica dictamina que el trabajador tiene una dolencia que le determina una incapacidad del 20% y la ART dice que es por 15%, ese 15% tiene que pagarse en el plazo de 60 días. Luego, por la diferencia, se habilita una instancia judicial. No debe ser la ART la que pague a los médicos, ni puede ser que haya solo una Comisión Médica que funcione, como ocurre ahora, donde la única Comisión está en Rosario y las demoras son interminables".
Bonfatti había adelantado esa postura en una reunión que tuvo con la mesa chica de conducción de la CGT Rafaela, en la sede que el Sindicato de Luz y Fuerza tiene en calle Córdoba. Luego, el exmandatario provincial se trasladó hasta el Campo de Deportes de Luz y Fuerza, en barrio Belgrano, donde a instancias de Roberto Oesquer, el secretario general de la CGT Rafaela, Bonfatti hizo pública la postura que asumirá oficialmente la Provincia en este tema.




"Para nosotros, de todos los temas que hemos hablado, éste es el más importante, porque siempre que el presidente de la Nación viene a la Provincia insiste con el tema de las ART, como si eso fuera la causa de que hoy se estén perdiendo tantos puestos de trabajo y los obreros estemos pasando las situaciones que estamos afrontando", puntualizó Oesquer.


Fuertes definiciones

Bonfatti estuvo acompañado por los diputados provinciales Miguel Solís, Omar Martínez e Inés Bertero, además del coordinador del Nodo 2, Fernando Muriel. En el plenario, compartió la mesa con el secretario general del gremio anfitrión, Sebastián Beccaría; el titular de la CGT Rafaela, Roberto Oesquer y dirigentes de otros gremios importantes de la ciudad.
En la reunión ante el plenario de secretarios, Bonfatti fue enfático al denunciar la situación del país como "extremadamente grave". Entre las definiciones más duras, Bonfatti advirtió que "el próximo gobierno tendrá que declarar una moratoria de la deuda externa. Este año ya estamos en default, solo que el FMI vino en auxilio de un aliado del presidente norteamericano Donald Trump, de un presidente que profesa su misma ideología y porque no quiere que le pase lo que ocurrió en Grecia. Pero las matemáticas siempre son dos más dos igual a cuatro. Y este esquema de endeudamiento constante, con miles de millones de dólares que se pagan anualmente solo en concepto de intereses, con estos niveles de inflación y recesión, no es viable".
Sobre el encuentro que tuvo con la dirigencia cegetista rafaelina, Bonfatti señaló que "estuvimos abordando algunas realidades acerca de lo que está pasando en el movimiento obrero. Rafaela no es ajena a lo que está pasando en el país. El mundo está atravesando momentos extremadamente difíciles, con un cambio de época muy veloz", apuntó.
Enseguida descargó munición gruesa contra el Gobierno nacional. "Ya sabíamos lo que este gobierno podía hacer, pero nunca pensamos que iba a cometer errores tan graves. Destruyeron todo en un tiempo mucho más rápido de lo que uno imaginaba. No juzgo si son buenas o malas personas, pero su formación, su forma de vida, su educación, los ha hecho pensar de una forma. Piensan con la cabeza en defender a un sector al que no le interesa el país; y con una mirada centrada en Buenos Aires", fustigó.
"Los CEOS de las empresas piensan en las ganancias de las empresas, y un país es otra cosa, implica pensar en las personas, en las economías regionales. Tienen una gran soberbia, no escuchan al que produce, al que trabaja. Tomaron medidas totalmente desacertadas", agregó.
"Quitaron las retenciones a las empresas mineras, que se llevan todo el material sin procesar, con una mera declaración jurada. Cuando se liberaba el dólar parecía que se solucionara todo. Pero el sistema capitalista, si el Estado no aparece, es el mercado el que impone y para el mercado no existen seres humanos, existen cosas y ganancias", afirmó también.
Luego de enumerar las situaciones por las que fue atravesando el país, advirtió que "ya estamos en cesación de pagos. El futuro es incierto. No hay país que resista con 70% de tasas de interés, con la inflación y la recesión que estamos viviendo. A ésto hay que sumarle las quitas que tiene el presupuesrto para todas las políticas sociales, con altos porcentajes menos. Cortan drogas para el tratamiento del cáncer, ciencia y tecnología; vacunas contra la meningitis; el CoNICET no tiene ni para el mantenimiento de las tecnologías que se adquirieron. Encima dicen mentiras todo el tiempo. No hay dinero ni para pagar los reactivos", reveló.
Finalmente, subrayó que "la realidad que observamos es cruel. La justicia de Comodoro Py se va acomodando de acuerdo a cómo calienta el sol. Nos debemos un gran compromiso: encontrar un proyecto. Siempre empezamos al revés. Buscamos al candidato primero. Nos ponemos a buscar el timonel del barco, pero no sabemos a qué barco subirnos.
Antes que nada tenemos que ponernos de acuerdo en qué Argentina queremos. Si decidimos sustituir importaciones y desarrollar nuestra industria, no podemos cobrarle 70% de tasa de interés. Esto es clarito como el agua", cerró.