Nada Personal

AUMENTO EL 26%, LA CANASTA ESCOLAR A NIVEL PAÍS, PERO HAY ALTERNATIVAS PARA PAGAR MENOS

14/02/2018 hs

Los útiles aumentaron, en promedio, al ritmo de la inflación, según un relevamiento privado. Las marcas propias de los supermercados llegan con promociones.

La canasta de útiles escolares para el regreso a clases llega con un aumento promedio del 26 por ciento según un relevamiento de la consultora Focus Market.

La suba promedio es así algo superior a la inflación anual de 2017, del 24,8 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Un combo de útiles escolares de primeras marcas puede costar unos 1040 pesos, de acuerdo con el informe. Es el precio estimado de 2 carpetas, dos repuestos de hojas, un pack de bolígrafos de colores, tres biromes azules, dos lapiceras, cuatro lápices negros, una tijera, una goma, una cartuchera, un kit de reglas y un compás.

Un combo para la escuela secundaria con repuestos de hojas, corrector, birome, carpeta, lápices de colores y marcadores y otros elementos puede costar $ 1215.

Los precios de las mochilas presentan gran disparidad: las hay de 520 pesos y de $ 1600, en función de la calidad, la marca y la licencia (no es lo mismo un bolso con personajes de Disney que uno sin estampado, por ejemplo).

Sin embargo, existen alternativas para ahorrar en la compra de los útiles. "Las segundas marcas pueden costar un 50% menos que las primeras marcas", indicó la consultora del analista Damián Di Pace.

En ese sentido, los supermercados lanzaron distintas promociones para la vuelta al colegio vinculadas a sus marcas propias. Carrefour, por ejemplo, anunció que venderá los productos de su sello al mismo precio que en febrero de 2017. Los repuestos de 480 hojas, por ejemplo cuestan 149 pesos, mientras que una primera marca ronda los $ 400. La cadena Día, en tanto, amplió su línea de útiles.


Tres consejos para comprar los útiles

1) Tener en cuenta que las segundas marcas y las marcas propias de supermercados pueden ofrecer precios 50% más baratos. Hay productos de menor calidad, pero otros en los que el ahorro vale la pena.

2) Realizar la compra con tiempo, hacer una lista previa e ir al comercio sin los chicos para evitar gastos adicionales. Comprar con los chicos suele implicar conductas compulsivas y gastos innecesarios.

3) Hay productos discontinuos o fuera de estación que son más baratos y de la misma calidad que los más caros. Por ejemplo, un personaje infantil nuevo suele desplazar a los anteriores. Entonces, una mochila o una cartuchera del personaje de moda puede ser más cara.