Red Urbana

AUMENTA LA RETENCIÓN DE VEHÍCULOS: 15 EL ÚLTIMO FIN DE SEMANA

16/07/2019 hs

Los inspectores de la Dirección de Protección Vial y Comunitaria retuvieron un total de 15 vehículos entre el viernes 12 y el domingo 14 de julio, según datos oficiales que maneja la citada dependencia municipal. Lo notorio, y que de a poco deja de ser una noticia poco habitual, es que fueron más los conductores de automóviles los que debieron recibir la dura sanción municipal, que los motociclistas.
En efecto, fueron 9 los autos retenidos (6 por alcoholemia positiva y 3 por falta de documentación), y 6 las motos (1 por alcoholemia y las restantes 5 por defectos importantes como falta de luces o frenos).
Es menester acotar que uno de esos automóviles, protagonizó un accidente –única parte- en la Plazoleta Centenario (Brown y Puerredón) el sábado por la madrugada registrando el conductor casi el cuádruple del límite establecido en cuanto a alcohol en sangre: 1,72 Gr.

En total, se constataron 286 infracciones consignadas en 162 actas, siempre entre las jornadas apuntadas, y en función de las cuales también hubo retención de licencias de conducir, en un total de 14: 6 de ellas por estar vencidas y las restantes 8 por incurrir los poseedores en infracciones graves.
Eduardo López, el secretario de Gobierno y Ciudadanía del Municipio fue quien ayer efectuó a CASTELLANOS un análisis de los números: "Lo que hicimos fue redefinir la cuestión operativa poniendo como objetivo tres inconductas que tienen que ver básicamente con lo que implica mayor riesgo en la siniestralidad, y en cuanto a casos fatales".

Consultado al respecto, el funcionario precisó: "Son los controles sobre el exceso de velocidad y el consumo de bebidas alcohólicas al conducir en general, y el no uso del casco en las motocicletas".
"Tenemos una fuerte presencia sobre esos tres puntos poniendo especial énfasis en los fines de semana", continuó.

La tarea de los inspectores se plasma en consecuencia "con gran cantidad de operativos, móviles en los diferentes lugares y teniendo en cuenta aquellos donde sabemos por las estadísticas que hay mayor ocurrencia de este tipo de accidentología con consecuencias graves", amplió López.
Para lograr el cometido, además de la colaboración policial se cuenta "con la ayuda de la planchada de servicios públicos que nos permite retener aquellos vehículos cuyos conductores tienen alcoholemia positiva", abundó.

Asimismo, y sin brindar más datos por encontrarse en proceso (se difundiría la semana próxima), Eduardo López subrayó: "Estamos viendo una disminución de la siniestralidad fatal grave en el primer semestre y disminución drástica del no uso del casco".


Próximo remate
Como se sabe, una parte significativa de esos vehículos secuestrados, por distintos motivos particulares, no son retirados por sus respectivos propietarios, u ocasionales tripulantes. Y necesariamente conlleva, en determinado plazo, a la congestión de espacios en los distintos galpones que el Estado destina para que oficien como depósitos.

"No estamos tan mal como en otras etapas", de todos modos advierte el titular de la Dirección de Protección Vial y Comunitaria, Gabriel Fratini. "Hemos tenido el año pasado dos compactaciones y dos remates que nos ayudaron mucho". "Pero hoy el ubicado sobre calle Acuña está al límite con motos, el de Dentesano tiene vehículos abandonados y en de calle Constituyentes hay motos y autos", prosiguió. "En base a ésto tenemos programado como objetivo hacer otra compactación antes de fin de año", anunció el funcionario. "Y un remate –continuó- respecto al cual no puedo dar fecha pues hay que establecerla y organizarla con el Colegio de Martilleros y otras áreas municipales, pero será muy pronto, es muy probable que el próximo mes tengamos el remate", concluyó Fratini.




Fuente: Diario Castellanos.