ANSES: EN MEDIO DE UN CLIMA DE TENSIÓN, SOLO ATIENDEN TURNOS EN RAFAELA

09/02/2018 hs

"Lo único que estamos atendiendo son los turnos que los usuarios ya tienen contraídos de antemano. Hicimos una asamblea con los trabajadores, y decidimos que durante esta semana se atenderán esos turnos, pero no los trámites que puedan ser espontáneos".
Así describió la situación que se vive en la Unidad de Atención Integral de ANSeS Rafaela, Marisa Castagno, una de las voceras del gremio que nuclea a los empleados del organismo.
"Esta medida la decidimos en solidaridad con los compañeros que fueron masivamente despedidos. En realidad desde 2015 vienen desvinculando gente, pero ahora llegaron 82 telegramas en total, dos de los cuales pertenecen a compañeros de la Delegación Litoral con 18 y 20 años de antigüedad", describió Castagno, al momento de argumentar la decisión tomada.
Según la gremialista, las personas despedidas "no son afiliadas a algún gremio o que militen para alguna asociación política, lo cual sería totalmente legal porque vivimos en democracia, pero ni siquiera eso. Son simplemente trabajadores. La única justificación que les dieron es que esto es parte del ajuste".
La situación de Rafaela no dista mucho de lo que sucede en otras partes del país, aunque la medida de fuerza es mucho menos severa. Hay ciudades donde se realizaron manifestaciones, actos y hasta los empleados de algunas UDAI decidieron no abrir las puertas de las oficinas.
El panorama también refiere a que hasta ahora no ha habido ninguna salida de trabajadores que se desempeñen en nuestra ciudad, "pero trabajar en este clima de incertidumbre es muy feo, porque nunca sabés si te puede tocar a vos. Esto es una caja de sorpresas", enfatizó Marisa.


Más despidos
Castagno se mostró muy preocupada porque "esto recién arranca: tenían que llegar otros 100 telegramas, que todavía no llegaron, porque hay ciertos lugares donde el Correo está de paro, también en repudio al ‘achique del Estado’. Continúan echando gente, como también pasó en el INTI y otras organizaciones".
Teóricamente entre marzo y abril deberían llegar unos 400 telegramas más, y en el transcurso del año otros 1.600. "Son números muy alarmantes. Hay gente que todavía no lo entiende o le cuesta comprender la gravedad de la situación, porque no creen que esté pasando. Pero esta es la realidad", amplió.
Según Castagno, el mismo Presidente de la Nación le bajó esta orden a Emilio Basavilbaso, y "es por ello que los gremios estamos tomando estas medidas. En otros lados también hablan de ‘achique’, pero no es tal, porque echan gente para poner nuevos empleados ‘de su riñón’", comentó.
Finalmente, indicó que todavía no tienen definido qué va a pasar la semana que viene. "Hay Unidades de Atención en otros lugares del país que directamente no abren sus puertas, porque exigen la reincorporación de estos compañeros, que dicho sea de paso tienen su legajo intachable. No son ‘ñoquis’ como muchos creen, son personas que cumplían a rajatabla sus funciones", cerró.