Nada Personal

ARGENTINA SERÁ CABEZA DE SERIE Y PODRÍA ENFRENTAR A INGLATERRA, ESPAÑA O ITALIA

12/10/2017 hs

El seleccionado argentino de fútbol será uno de los ocho cabezas de serie en la fase de grupos de la Copa del Mundo de Rusia 2018 y tiene tres ex campeones mundiales como potenciales rivales en la zona: España, Inglaterra e Italia (si gana el repechaje).

La enumeración de los cabezas de serie y los equipos que integren cada uno de los estratos para el sorteo será a través del ranking FIFA que la entidad que rige el fútbol mundial publicará la semana próxima.

Como cabezas de serie, a la Argentina se le sumarían: Rusia, como país organizador, Alemania (número 1), Brasil, Portugal, Bélgica, Polonia y Francia, con lo cual ninguno de estos últimos siete equipos jugará contra el equipo de Jorge Sampaoli en la primera fase.

Para el bombo 2 están clasificados España, Inglaterra, México y Uruguay, a los que podrían sumarse (si ganan la repesca) Perú, Suiza e Italia. Croacia y Dinamarca, que también jugarán el repechaje, podrían sumarse en la medida que Perú, Suiza o Italia pierdan en el decisivo mano a mano que les espera.

De esta manera, Argentina no podría enfrentarse a Uruguay y Perú (si gana el repechaje) ya que dos equipos de la misma confederación no pueden compartir zona de grupos (con la excepción de Europa). Por lo que: España, Inglaterra, México ya son potenciales rivales; mientras que entre Italia, Suiza, Croacia y Dinamarca estarán los demás miembros del bombo 2.

Todo esto se definirá el 1° de diciembre, en Moscú, cuando se realice el sorteo.

Recordamos que el martes 17 se sortearán los enfrentamientos para las repescas europeas, también divididos en grupos según ranking: por un lado estarán Suiza, Italia, Croacia y Dinamarca, y sus rivales surgirán entre Irlanda del Norte, Suecia, República de Irlanda y Grecia.

Nueva Zelanda recibirá a Perú el 6 de noviembre y el 14 se llevará a cabo en Lima la revancha.

La otra definición, entre Honduras y Australia, se abrirá el 9 de noviembre posiblemente en el estadio Olímpico de San Pedro Sula, y la revancha sería el 14 en Sydney.